10 datos sobre Richard Ramírez

Richard Ramírez

Richard Ramírez - Sebastian Camelo 1

También conocido como “El acosador nocturno” por su afición a cometer asesinatos y robos en horas de la noche, fue una persona con demasiados traumas infantiles, ya que en su familia sumamente disfuncional lo golpeaban en diferentes circunstancias e incluso sufrió de ataques de epilepsia durante su pubertada debido a un golpe propinado por su padre que lo dejó inconsciente. Esta epilepsia provocó en Richard un absoluto miedo a la muerte, el cual solo pudo superar visitando cementerios y transformando ese pavor, en fascinación. 

10. La mayor influencia para convertirse en criminal estuvo siempre en casa. Desde que Richard Ramírez era pequeño, su primo Miguel le mostraba constantemente fotografías en las que salía él cometiendo crímenes y violando, torturando, asesinando o posando junto a cadáveres mutilados durante su estancia en la guerra de Vietnam. Además fue testigo presencial del asesinato a la esposa de Miguel, luego de que éste le disparara tras una violenta discusión.

9. Desde joven sentía la necesidad de saciar su maldad. Cuando trabajaba en un hotel, Richard Ramírez solía robar a sus huéspedes y en una ocasión intentó violar a una mujer dentro del mismo, sin embargo el hecho no fue consumado gracias a la intervención del esposo de la víctima, quien lo golpeó pero no puso cargos en su contra por físico terror. 

8. El enviado de Satanás. Se consideraba un enviado de Satanás, de hecho, en las escenas del crimen, solía dejar como marca personal una estrella de cinco puntas refiriéndose al paso del diablo en cada lugar. Incluso durante varias horas secuestró a niños con el único objetivo de asustarlos. Se autodenominaba la reencarnación del demonio y lo interpretaba a la perfección porque su aspecto físico y su higiene eran completamente putrefactas.

7. Sus adicciones daban cuenta de su psicopatía. Desde muy pequeño, Richard Ramírez fue adicto a la marihuana y al crack. Además, sentía una fascinación compulsiva por la violencia y el bondage.

6. Siempre fue desorganizado al cometer sus crímenes. Responsabilizarlo por sus crímenes no fue tarea fácil debido a que, a diferencia de los demás asesinos, él no tenía un modus operandi definido. Ramírez mataba sin pautas concretas, sin importar el sexo, raza, edad o condición de sus víctimas.

5. Su última víctima sería clave para dar con su paradero. La última mujer que violó, tuvo la valentía de avisarle a la policía apenas Richard Ramírez intentaba huir y gracias a su declaración fue puesto en la mira de las autoridades y posteriormente buscado por todo el estado con carteles de su rostro.

4. Fue capturado de manera particular. Su captura fue como una película de Hollywood, ya que al saber que estaba siendo perseguido, huyó e intentó sin éxito robar tres vehículos. Fue golpeado con una barra de hierro en la persecución y finalmente estuvo a punto de morir linchado. 

3.Tuvo seguidoras durante sus juicios. Muchas mujeres asistían a sus juicios, donde lo aclamaban por su atractivo físico. Incluso, se casó estando en prisión.

2. Fue condenado a muerte pero nunca lo ejecutaron. Duró 23 años esperando su pena, sin embargo una insuficiencia hepática le ganó a su sentencia y murió a sus 53 años. Su esposa nunca fue a recoger sus restos, por lo tanto terminaron siendo incinerados.

1. Su historia trascendió al cine. Richard Ramírez se volvió tan famoso que varios artistas se inspiraron en su historia contada en noticias para componer canciones y crear personajes basados en él, así nacieron películas famosas como: The night stalker y La noche del diablo.

Si quieres saber más sobre Richard Ramírez más conocido como “El acosador nocturno”, no dudes en escuchar su historia en el capítulo del podcast Serialmente, disponible a continuación:

Deja un comentario

Abrir chat